Los DVD como elementos de colección

Aunque aún sigue existiendo la venta en formato físico de películas formato DVD físico (igual que siempre siguen existiendo los servicios de cerrajeros Móstoles) resulta bien cierto que los formatos digitales y, especialmente, la reproducción en streaming ha sustituido a los DVD como principal soporte de reproducción, pero dichos DVD aún no resultan una anacronía completa del pasado y, además, tienen un papel muy importante en el mundo del coleccionismo.

Los estantes con películas en DVD ya no están tan repletos como antaño, pues la verdad es que la mayoría de las personas se han acostumbrado y ya tienen como estándar el pago de una cuota por subscripción y ver las películas que desean o, a lo sumo, comprar o alquilar individualmente los films que desean en los “videoclubs” online que existen para su reproducción a través de sus pantallas conectadas a Internet.

Pero que las estanterías de las tiendas ya no estén tan repletas de películas en DVD como antaño (los servicios de cerrajeros Arturo Soria sí que siguen siendo actualmente tan vigentes como lo eran antaño) no supone que no se sigan vendiendo y es que aún son muchas las personas que las películas que más les gustan desean tenerlas en formato físico y, como se ha mencionado, son muchas las personas que desean tener los DVD a modo de coleccionismo.

Y es que para los coleccionistas los DVD son un suculento premio. Valoran ediciones limitadas que pueden salir de las películas y sagas que más les gustan, valoran los extras que puede llevar incorporada la compra de un DVD en formato físico o, por ejemplo, también valoran -y mucho- la estética y todo lo que va a asociado al packaging de dichos formatos físicos. En otras palabras, larga vida a los DVD pues parece que a los mismos aún les sigue quedando una importante vida por delante.