Como elegir bien una pizarra blanca

Para cualquier empresa las pizarras blancas son herramientas realmente fantásticas que se deben tener en consideración. Las mejores del mercado las puedes encontrar en la tienda de pizarras-blancas.es, porque allí podrás disfrutar de las pizarras que más se adapten a tus necesidades y a tu presupuesto.

Sin embargo, elegir bien las pizarras blancas permitirá que en tu empresa se tenga el mejor rendimiento posible. Por este motivo, el día de hoy me he dado a la tarea de preparar este post para ti, con los consejos que debes seguir para escoger de forma óptima tus pizarras blancas.

Consejos para elegir pizarras blancas

Elegir unas buenas pizarras blancas te permitirá tener unos grandes resultados en todo momento. Es indispensable tener en cuenta los siguientes puntos básicos:

Tipo de superficie

El tipo de superficie es algo fundamental a tener en cuenta, en especial porque debe elegirse dependiendo de la frecuencia de uso que tenga la pizarra. Una superficie hecha en melamina suele ser buena para un uso muy esporádico porque esta puede mancharse fácilmente.

Para el uso intensivo de tu pizarra, lo mejor es optar por una superficie en acero lacado o vitrificado. Este tipo de superficies no absorben los pigmentos del rotulador tan fácilmente, por lo cual suelen ser una mejor opción para conseguir los resultados esperados.

Tamaño de la pizarra

Es muy importante tener en consideración que en el mercado te encontrarás con pizarras de todos los tamaños. Por este motivo, a la hora de elegir una pizarra blanca, la decisión dependerá mucho del espacio que tengas para realizar la instalación de la misma.

Para un salón completo una pizarra grande será la mejor opción, pero para el uso personal puedes elegir una pizarra de tamaño compacto. En todo caso, esto te permitirá que puedas disfrutar de los mejores resultados, y así conseguir un tamaño que se adapte a tus necesidades.

Movilidad

A pesar de no ser indispensable, sin duda dependiendo del uso que le vas a dar a tu pizarra debes elegir una que sea lo más fácil de mover posible. Si necesitas mover tu pizarra por toda tu empresa lo mejor es que esta cuente con ruedas que te permitan desplazarla fácilmente.

Por otra parte, será importante tener en consideración que si la pizarra es de un tamaño compacto bastará con que tenga patas para sostenerse por sí sola. Esto es básico por ejemplo para la promoción de eventos, o simplemente para tener una pizarra móvil en tu empresa.